Fórmula 1

Ricciardo estuvo en riesgo de ser “electrocutado”

Ricciardo se retiró del Gran Premio de Bahrein a falta de pocas vueltas, diciendo por radio que su coche había sufrido un “apagón” camino a la primera curva.

Fue llamado a declarar ante los comisarios después de la carrera por no dejar el volante en su sitio, como ordena el reglamento cuando un piloto se baja del coche.

Sin embargo, los comisarios escucharon a Ricciardo, que les convenció de que no lo hizo por temas de seguridad, y no hubo ningún tipo de sanción.

Después de detenerse en la entrada de la curva 2 con “problemas en la unidad de potencia”, la luz de alerta del sistema de recuperación de energía de su monoplaza se puso roja, lo que significa que el coche era “eléctricamente inseguro”.

El equipo le dijo a Ricciardo que apagara el motor y el sistema eléctrico y que “saltara del coche”.

Se le dijo que no tocara el Renault, lo que los comisarios señalaron que es “el procedimiento de seguridad normal en tales circunstancias para evitar una posible electrocución”.

La resolución del incidente decía que Ricciardo creyó que sería peligroso tratar de devolver el volante a su lugar en esas circunstancias.

Haber evitado una penalización es un pequeño consuelo para el australiano, que ha abandonado en sus dos primeras carreras con su nuevo equipo tras dejar Red Bull.

Para empeorar el domingo para Renault, el k.o de Ricciardo ocurrió momentos después de que su compañero de equipo Nico Hulkenberg se tuviera que retirar en la misma curva por problemas de motor.

Fuente: lat.motorsport.com

Mostrar más
Close